Sorpresas.

A veces no nos dejamos sorprender por la vida por que esperamos un “algo” que nunca llega y que ni siquiera sabemos que es. Así nos desesperamos.

A veces simplemente hay que abrir puertas y ventanas salir fuera y admirar lo que nos rodea, dejarnos fluir sin más. La vida suele ponerte delante aquello que necesitas.

Aparquemos un momento nuestros anhelos y permitamos que la vida y su magia nos impresione.

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s