VOLAR.

Él no ofrecía seguridad alguna
no poseía nada,
salvo pájaros en la cabeza
pero ella quería volar
y conocer otros mundos,
así surcaron juntos el cielo.

Cruzaron tormentas
y anidaron en alfeizares
venciendo el vértigo,
sus pestañas se entrelazaron
convirtiendo sus miradas
en su hogar.

8 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s