TIC-TAC

Tañido de campana que enturbia el silencio.
Sentir el grito, subiendo por la garganta.
Saborear entre los dientes
la acidez de la palabra que el tiempo no cura.
Miedo.
Y crees que todo pasa lentamente
porque las cuerdas atrapan
cada parte de tu cuerpo.
Arena que se escapa entre los dedos,
es agua que te erosiona
una bocanada, un pestañeo
rasgar de piel y crujir de huesos.
Cada ¡tic! te atenaza.
Cada ¡tac! te paraliza.
Cuatro estaciones en una ruleta rusa.
Efímero como un suspiro.
Real como un sueño.
Pero la razón, cuenta las lágrimas
que raudas socavan el suelo,
y se mezclan con la rabia.
Amalgama de desilusiones
que te atrapan.
Ya no hay ¡tic!, no se oye el ¡tac!
La partida ha terminado
el viento la ha ganado.
Y en la casilla de salida
Sigues tú.

Anuncios

7 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s