BUENOS DÍAS

Buenos días, aunque tu luz sea la luna.
Despertarse de un salto y vestirse
con los colores de la noche.
Alimentar la mente y susurrar al viento
con las musas que te acompañan en la batalla.
Las constelaciones guiarán tus pasos en la oscuridad.
Moverse sigiloso
y comenzar despacio pero sin pausa,
a ordenar las ideas que ahora se agolpan claras.
Buenos días, aunque tu luz sea la luna.
Tus ojos se abren ahora al mundo de Morfeo,
vives lo que otros descansamos.
Y cuando el frío del rocío empape tus huesos,
dime buenos días, como la luna le dice al sol.
En esos segundos en que coinciden
y el tiempo se para, ni día
ni noche
ni luz
ni oscuridad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s